viernes, junio 23, 2006


Fuerza de gravedad


Cargo con mi ropa y me arrastro por la calle
con tu olor en la noche absoluta del deseo,
entro a un taxi con el humo, la comida, las horas sin descanso,
la mística del sexo, los botones, los cierres, los ornamentos
de quien se ha ofrecido en sacrificio a dioses intransigentes.



como piedras que se chocan
nos partimos
sobre la cama
peligrosos pedacitos, dientes



deslizo tu cuerpo
en mi boca

el agua erosiona
caninos y premolares

los ojos se cierran
como piedras

apago las chispas
de tus palabras



tu cuerpo de ladrillo
áspero tu cuerpo duro
de piedra tus palabras
ásperas tus palabras
duras de piedra tu
silencio áspero



lámpara que opacas y ensombreces
delante tuyo los cuerpos se abren
y sangran su oscuridad



reclama para si
mi inocencia
como un trofeo

pero es mi premio
su complacencia

la visión de su cara
casi iluminada
por las rendijas de la persiana



arde la estufa y tenemos frío,
abrazados, pétreos
un silencio de nieve nos envuelve



te ví limpiar con una servilleta
tu propio semen sobre las sábanas blancas
bajo mi pierna. El amor no está aquí,
ni en ninguna parte.

….

¿qué hora es?

¿dentro o fuera de mi,
en este cuarto o en la calle?

en la penumbra sin tiempo de tu habitación
en tu cama blanca ay!

si pudiera arrastrarte conmigo
estatua bella del pasado…



una piedra, una bolsa de piedras
el cansancio del trabajo remunerado
el hambre, el sueño, el dolor de ovarios
las compras del mercado
una mochila con libros
un niño dormido
los zapatos
al alejarme de tu cama.



1 Comments:

Blogger CALANDRINO said...

Bellísimo. Nada más.

6:31 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home