miércoles, julio 05, 2006

con el ímpetu y la torpeza

de las principiantes
se desnudó en la terraza
la luna llena, llena
y ella sin luz
hambrienta

pude ver
lo plateado del momento:
la luna y los vecinos
del edificio de enfrente

pero claras

y redondas
como lunas llenas
huyeron rodando
mis ganas.

1 Comments:

Blogger CALANDRINO said...

Leo y me reverberan cosas del pasado...terrazas y lunas de los primeros deslumbramientos...ah, saudades de esa edad...

9:05 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home